13 de julio de 2020

La cabeza de Murnau


Yo creo que se pelaron el cráneo de Murnau
Porque era el único que sabía si las variaciones Goldberg
eran realmente de Bach
o la obra de una organista anónima
y este sacrilegio era
la última oportunidad de
interrogar a Murnau
sobre este y otros asuntos
la mayoría de ellos banales
como el clima, el dinero, el amor
lo cierto es que estos profanadores
debieron devolver la cabeza del director
en el acto después de efectuar
el ritual interrogatorio
pero aún no lo hacen
lo que me hace suponer
lo sorprendente de sus respuestas
y la incomodidad de los presentes
reflejada en sus rostros pálidos
desencajados , lívidos
lógicamente debieron ser
respuestas totalmente sorprendentes
que hicieron que estas personas
-aún siendo extravagantes
y acostumbradas a experimentar
emociones fuertes-
salieran huyendo despavoridas
dejando el cráneo de Murnau
abandonado a su suerte

18 de mayo de 2020

ÁMBAR


en algún lugar cuya disolución nocturna
explica esta palpitación, estás,
en aquel territorio maravillado explícito
voraz de tu escritura
inmune a la soberbia
de los afilados minotauros estás
y observo horizontes que llueven
sobre tu lacustre amorosa zona de raíces
vecina de la atmósfera más inaudita
en alguna ciénaga del dolor
la búsqueda de la pureza
es luz para tu luz

EL ENCUENTRO


Esta mañana los muebles han padecido nuevas auroras y me comunican su sensación de paranoia. En la cocina me arrodillo para pensar mejor y ante la ausencia de intenciones del pesado aire que me sofoca, acudo a tu encuentro.
La mente en cascada brilla como una corola mancillada por la lumbre de una era llameante cuando camino a tu encuentro. Cuando voy a tu encuentro mi corazón se hace humo. Puedo entenderlo. Tu corazón puedo digerirlo. Un encuentro en una zona póstuma.
Mi cabeza destila soledad. Tu ausencia es la belleza de lo que no tiene cifra ni orden. Por eso estoy loco. Talvez no existo y solo busco una pared donde gritar tu frenética ovulación.
Si puedes lleva tu cabello atado por golondrinas con una liana vegetal que conjure todos los venenos. Te prometo por la luz y la sombra que no habrá drones, ni policías, ni inspectores, ni espejismos, ni prestidigitadores, ni cárceles, ni gobiernos.

ANOTACIONES PRELIMINARES


Vengo a extasiarte con cine hecho en el éter de la conciencia
***
Aquella tarde después de una siesta me lavé la cara con los lentes puestos y me sentí eufórico sin razón alguna. Sentía que había que arremeter contra el miedo y aquel descuido poético me daba la razón.
***
La voluptuosidad vital ha sido cifrada por gente hecha de aleaciones desconocidas y así creo haberlo dejado en claro frente a todos ustedes fantasmas de amores antiguos y nuevos
***
La comprensión súbita de la amplitud definitiva de los espacios en función de una cebolla sobre la mesa
***
Un sueño recurrente: llego con una guitarra sin cuerdas y quebrada en su parte posterior al taller de un reputado artesano. La antigüedad del instrumento ha sido cifrada por anticuarios (la mayoría de ellos charlatanes) en 1813. Luego de esperar un tiempo demasiado largo, sale el artesano:
es un gato negro que se pone a dormir en mi regazo.
***
Cuando dejo mis lentes en el velador para dormir, ellos hacen su vida pero al otro día se perfectamente lo que han hecho
***
Otro sueño recurrente: Mi trabajo verdadero consiste en esperar. No se qué debo esperar pero debo mantenerme firme ante la tormenta. Puedo usar antiguos recursos para adquirir valentía y conocimiento: embriaguez, meditación y plantas sagradas.
***
Una revolución es una amalgama de fermento social, locura y amor inmediato
***
solo somos sombras ebrias que repiten el fragmento y la totalidad
***

(otras) ANOTACIONES PRELIMINARES


Es una anécdota temblorosa aquella en que explota una arteria del fondo onomatopéyico de la vida. De cualquier vida, bajo el signo de la prohibición de todos los lenguajes.
***
Nada vil puede acercarse a tu mañana. Nada incongruente con tu verdad puede alterar tu nido espontáneo. El futuro traerá sin duda las medusas necesarias y tú, ataviada como la diosa íntima de los continentes lanzarás los libros esteparios a la hoguera y los bendecirás.
***
El rostro expropiado a la madrugada se desvanece a medida que la noche hace su entrada pavoneándose como un gordo fakir que escupe estalactitas
***
devuelves tu femineidad a la naturaleza
siempre
***

SIn título

Todo lo que toco es
prehistoria de la imagen
y prehistoria de la mente
caminata prehistórica
por finos recuerdos
pero esta es tu canción
agradable y rebelde
continua y ascendente
efervescente
por la que subo
como a un trapecio
en mi camino invernal
las colillas de cigarros juveniles
se agrupan
y una llovizna metálica grita
los perros son mensajeros
son comisarios de lo reciente
hay holocaustos pendientes
entre tú y yo
sácame del mundo
me molesta que en una
relación paralela
no se hable
de posibles guerrillas

DIÁFANO CANIBALISMO


No se si la música es concomitancia o estéril silencio
El mundo es una droga Jamás una semilla abierta a Venus reflexiva sobre la llanura de la engañosa muerte manifiesta
Nadie me abrazó como tú. Tu abrazo es la inmensidad evanescente
Huyen hacia los nidos la heterodoxia y la sintaxis del grito
El mirlo sobre la llama es, en si mismo, una religión que nadie puede apagar

4 de febrero de 2020

Dogmatic Poemma

los pensamientos alacalufes
están presentes
por vía endovenosa
como en las rutas de almíbar
estoy preparado y roto
para comenzar
esta modelación primaria
de objetos inútiles
Al captar la luz
Espero
Que la guitarra
Me eduque en la katarsis
Diaria
Blanca
Sinuosa
De la longevidad
en la redención del olvido
En guardia
Frente a frente
Impenetrable
Más no para un sonido en particular
Que es producir el placer
Como un códice a descifrar
pese al inframundo del no-sonido
avanza una forma incandescente del goce
topografía de una vida
y otra vida
si dios fuera un asunto primaveral
solo habría estremecimientos
y sonidos perfectos
dependiendo su agudeza
de factores imaginistas
fui grotesco en épocas grotescas
fui solo un eco para tu amor
fui rústico
el bosque tierno
es la forma
que seduce a los amantes

Anotaciones preliminares


Vengo a extasiarte con cine hecho en el éter de la conciencia
***
Aquella tarde después de una siesta me lavé la cara con los lentes puestos y me sentí eufórico sin razón alguna. Sentía que había que arremeter contra el miedo y aquel descuido poético me daba la razón.
***
La voluptuosidad vital ha sido cifrada por gente hecha de aleaciones desconocidas y así creo haberlo dejado en claro frente a todos ustedes fantasmas de amores antiguos y nuevos
***
La comprensión súbita de la amplitud definitiva de los espacios en función de una cebolla sobre la mesa
***
Un sueño recurrente: llego con una guitarra sin cuerdas y quebrada en su parte posterior al taller de un reputado artesano. La antigüedad del instrumento ha sido cifrada por anticuarios (la mayoría de ellos charlatanes) en 1813. Luego de esperar un tiempo demasiado largo, sale el artesano:
es un gato negro que se pone a dormir en mi regazo.
***
Cuando dejo mis lentes en el velador para dormir, ellos hacen su vida pero al otro día se perfectamente lo que han hecho
***
Otro sueño recurrente: Mi trabajo verdadero consiste en esperar. No se qué debo esperar pero debo mantenerme firme ante la tormenta. Puedo usar antiguos recursos para adquirir valentía y conocimiento: embriaguez, meditación y plantas sagradas.
***
Una revolución es una amalgama de fermento social, locura y amor inmediato
***
solo somos sombras ebrias que repiten el fragmento y la totalidad
***
Es una anécdota temblorosa aquella en que explota una arteria del fondo onomatopéyico de la vida. De cualquier vida, bajo el signo de la prohibición de todos los lenguajes.
***
Nada vil puede acercarse a tu mañana. Nada incongruente con tu verdad puede alterar tu nido espontáneo. El futuro traerá sin duda las medusas necesarias y tú, ataviada como la diosa íntima de los continentes lanzarás los libros esteparios a la hoguera y los bendecirás.
***
El rostro expropiado a la madrugada se desvanece a medida que la noche hace su entrada pavoneándose como un gordo fakir que escupe estalactitas
***
devuelves tu femineidad a la naturaleza
siempre
***

(==============)

Todo lo que toco es
prehistoria de la imagen
y prehistoria de la mente
caminata prehistórica
por finos recuerdos
pero esta es tu canción
agradable y rebelde
continua y ascendente
efervescente
por la que subo
como a un trapecio
en mi camino invernal
las colillas de cigarros juveniles
se agrupan
y una llovizna metálica grita
los perros son mensajeros
son comisarios de lo reciente
hay holocaustos pendientes
entre tú y yo
sácame del mundo
me molesta que en una
relación paralela
no se hable
de posibles guerrillas

7 de noviembre de 2019

DOGMA


A esto se reduce estar vivo: una perfección brusca e infatigable que a flor de piel nos indaga hasta la pacífica demencia.
Pero en las cimas del amor donde las oscilaciones de la conciencia someten al ser a una suerte de paraíso hemos de mantenernos ávidos en la opacidad
De modo que no haya un sol prefijado sobre la montaña que creamos es nuestra existencia o nuestro primer amor. El milagro es esperar y renacer desde las cornisas hacia un mundo insolente en su clásica belleza.

7 de octubre de 2019

LA DIOSA Y LOS PUENTES



Anhelo ver puentes difuminados. Puentes aletargados de luminosos días nublados como blancas sinfonías. No me importa si bajo ellos hay aguas quietas o pasan fantasmagóricos ejércitos o de nuevo un huracán amatorio arrasa dos cuerpos con un torrente erótico difícil de clasificar.

Quiero estar en un puente húmedo del sur donde sea posible escribir no por un sentido literario sino de perplejidad de lo que llamamos real; por ello concibo estas palabras que son una especie de descanso del pensamiento continuo.

Una tarde caminé hasta el borde de los acantilados pensaba en ellos como cicatrices de la costa herrumbrosa o tal vez como gigantes secuestrados en cárceles de anís y un sol enajenado y andariego danzando en los vericuetos mentales de esos roqueríos que contuvieron el aliento ante mi pasada insustancial
Un insecto brillante fuerte hermoso cuyos sueños azabaches son una mercancía para locos, cruza el espacio entre la hierba y los cielos con paso firme y carcaza industrial para reiniciar la evolución.

¿Quién inventó la miseria? No lo sabemos. Luego sobre la ruina sensual de las catedrales beberemos una filosofía relampagueante que nos dará nuevas fuerzas.

La libertad tornasolada que nos derretirá los ojos al estilo de las lámparas antárticas de ancianidad fabulosa.

¿Qué arroja el mar en estas costas invisibles? No lo sabemos. Quizás trozos de madera de otras dimensiones. Con ellos la diosa encendió el fuego. Suspiró la danza. Entregó su pasión incorpórea a la voracidad de cinco humanidades lánguidas.

Las aves del mundo llevan su amor fundacional volando sobre todos los puentes ciclópeos y las galerías subterráneas. En algún lugar se guarda celosamente la poesía primera.

Anhelo ver puentes difuminados y la silueta de la diosa sobre ellos. Nada más tiene sentido salvo seguir exaltando mi oscuridad en medio del rocío con que el éter baña mi hipotética existencia.





11 de septiembre de 2019

Aunque vinieras

Aunque vinieras desde las vidrieras
tu camino adelante
sería el caos de la nieve
aunque
yacieras despierta y hermosa
en el fuego fronterizo
a mi vendrían esquirlas
de oro primitivo

4 de julio de 2019

La Hibridez Vital



Talvez encapsulada bajo condiciones hipnóticas liberadoras la hibridez vital gesticula a través de los instintos. Se hace presente para edificar la ruta de las flores congruentes una vez abierta la puerta manifiesta, fruto de todas las expansiones geográficas y espeleológicas de la magia normal.

El origen de la relación entre finitud y omnipotencia, es decir, el origen de la hibridez vital escapa a nuestros pecados originales y nos puede llevar a la inmediatez oblicua que tantas revoluciones causó anteayer, por poner un ejemplo cercano. Pero nada más lejos de la realidad que atribuir la hibridez vital a los oximorones.

Las repúblicas ansiolíticas han pactado sin pudor nuevas desnudeces apátridas. La masa, enajenada y voluble, extiende su vergüenza al borde de una oficina selvática para percibir el desprestigio de la sangre y luego se arrodilla ante algún ícono estereotípico. Solo la hibridez vital puede salvarlo. O al menos eso cree.

La paradoja fundamental de la hibridez vital es aquella que concierne al amor en su estado primario. La elasticidad lumínica presente en toda acción humana bastaría para explicarlo, sin embargo, el talante moral de aquellos esfuerzos es apenas una caricatura de lo real. La hibridez vital duerme plácidamente en su nido.

Sería justo admitir –a medida que nos adentramos en la locura como folklore - que firmar nuestro regreso a la cavernas debería ser tomado como un acto de salvación. Un gesto, un souvenir, un desayuno carníivoro para dioses ensimismados.

La hibridez vital presente en todas las obras de arte y en todas las abluciones, pero también en los actos más inocuos (como cantar o dormir) no tiene fecha de caducidad. No puede ser categorizada o definida en propiedad. No puede ser manipulada con fines coleópteros, políticos o de índole sexual. La complejidad mental no es su representante. Sin embargo la madre tierra abre sus brazos para todos y la hibridez vital lo ilumina todo. Ella pasa revista a las almas cuando la noche se cierne sobre las pulsiones grotescas de la especie humana.

8 de mayo de 2019

EL SALTO DEL GRAN TEJEDOR II




Cierto ser advirtió una vez que quisiera ser sepultado en un pétalo imantado. En lo incierto de su seno transcurrieron años, siglos,umbrales que hoy se volvían amargos y ya no estaban aquellos espejos donde extasiar la mirada. Las sombras que volvían de lo noble cada noche ahora supuraban locura y distancia a partes iguales.
Al cepillar la madera de los ídolos presenció lo siniestro de la historia y vió  como sus átomos burgueses se atoraban en la baba de los siglos. Cierto ser luminoso y de graciosa factura. Sepulturero recurrente de sus propias ideas geniales y solitarias. Al escupir lo oneroso de tener huesos. Al recorrer BORRACHO las arterias religiosas de la ciencia dando carcajadas de carretera perdida. Cierto super anciano de ojos flotantes.
Recordó que ni bien haber nacido otros seres lo tomaron a la fuerza y lo introdujeron en una lavadora. Cierto ser inconfundible. Cierta silueta que camina levantando los brazos al cielo raso. Recordó y lloró por 1 minuto 57 segundos. Cierto mesías anónimo. Recordó.
Saltó.

VENTANAS

(Poema confesional)

Altas columnas de humo vil desangran el techo de tu historia sagrada
Piedra milenaria, bosques y arbustos enlutados esperan y esperan
El rito de tu muerte ácida, más lenta y más negra que los jinetes grises
Que surcan los cerros de tu orgullo indio, soñando con zarpar al pasado
Desde Pucalán y Los Maquis hasta el océano primordial
Con la madrugada pura de los labradores
Cansados ancianos de los botes que beben un vino oceánico y fatal
Que rasguñan las laderas de la patria húmeda, del pueblo engañado
Por el político rastrero que jamás vio pájaros ni lluvia fuera de su 4x4
Que buscó el acuerdo en oficinas sucias vestido con camisa de once varas
Y corbata de suche amanecido, que no subió al escarnio de los temporales
En alta mar, con cien ángeles furiosos buscando los cuerpos silentes
De los pescadores
ni los atentados brillantes de las aves marinas
Botes hundidos en noches de lujuria natural
Botes varados en espera de la pesca usurpada
Por eso vengan a ver el tesoro podrido que promete el progreso
Las vacías palabras de unos cuantos fruncidos funcionarios
Los fuegos fatuos del despojo capitalista que roba el alma de las piedras
Vengan a acumular estiércol para las generaciones futuras
Y la visión del oro que se va a otros reinos dejando brisa mustia
Algas sin sonrisa en los dominios de la nutria
Anterior al llanto nativo tus fósiles convivían con la hiedra fiel
En la lluvia inmensa los niños esperaban el momento de la liebre
La consumación de la cena oceánica sobre leños encendidos
Y la libertad biológica de unos bosques laberínticos
La libertad orgánica del otoño y su gran libro de voces y hojas
La libertad de la roca horadada camino al norte
Donde se pierden las leyendas y se encuentran las almas mitológicas
Que un día te dejaron nadando bajo un cielo de estrellas fugaces
Y las caminatas fragantes de las niñas que cierran sus ojos
Frente al mar de los piratas que ultrajaron tu calma aborigen
Molusco aterido en los conchales sin nombre
Un día no estarán tus árboles allí, pero un niño universal sostendrá en su mano
La semilla de una guitarra de soles que canta la llegada de los botes
Cargados de esperanza y productos increíbles
Para las cocinerías embrujadas
Del futuro

21 de enero de 2019

Ska-mas


 Para Luis Donoso

Establecer epicentros de ónix para asentar la verdad primitiva en nuestra lógica celular. Una voz considerablemente celeste lo repetía cada diez minutos. Pero no escuchamos. Flotamos hacia la guarida que abandonaron los pintores ingobernables. Es de conocimiento público que el amanecer nos pertenece. Al menos la sustancia moderada en las encías de la cordura. Abanicos que forman el nombre misántropo en los ideales cartoneros serán objetos de adulación. Las formas son presagios que dibujan un puente de tonalidades maravillosas y un bar de alacranes ebrios que antaño agitaron sus pañuelos inteligentes. De  pronto hay un orden inesperado una nueva forma de bordear la ruta enfurecida. La herrumbre que circunda este sueño ha llamado la atención del predicador salvaje de turno y debemos correr o arrastrarnos con sigilo en las mareas del pensamiento
darlo todo
por ver
el corazón de un árbol

7 de octubre de 2018

MINERVA


no necesitaste amuletos para establecer tu franja de fecundidad atávica cifrada en la belleza de un sexo flotante al filo de la realidad altiva conquistadora  de las sombras de antiguos próceres de la vida en su totalidad


me aferré a tu belleza  y a tu fealdad minerva sumergida a tu canción eólica a tu sinceridad salvaje a tu fe impoluta porque creí no existir/ creí no ver/ creí no pensar/ y sentí terror de no sopesar el burdo ensamblaje que ofrece como decorado ‘la sociedad civilizada’ hasta que vino tu beso de alba como un enjambre de auras


orgullosos de escarbar en nosotros mismos logramos por unos segundos vencer el miedo y la locura para elevarnos sobre las cúpulas sabrosas y mirar los derrumbes que realmente importaban en nuestra emplumada escala de valores 


en tu arco risueño cobró verdadera importancia el automatismo a través de él fuimos asaltados por hordas de estricto absolutismo que escupimos aferrados a ritos canábicos de hibernación poética

subrayo este perfeccionamiento de la depresión el alertagamiento social y la producción de saliva cultural en una atmósfera claramente disipada en la que fuiste una invocación estética una bofetada encantada una perversión imperativa de la historia un acercamiento cíclico a la desnudez

una invocación

18 de septiembre de 2018

BAJO EL CINISMO DE LAS ESTRUCTURAS TODOS SOMOS ELUCUBRACIONES ITINERANTES

El amor no puede ser racional ni especulativo, pero puede llegar a ser una broma hipnótica que levantó su choza en la rebeldía y la trascendencia, pero finalmente nos traicionó y nos entregó a una especie de esclavitud voluble y acomodaticia.

15 de septiembre de 2018


El gran oso polar bizantino/minifragmento

Fui el hijo bastardo de un pordiosero exhuberante y de una sicóloga borracha. Mi locura es modesta. Me llamo Júpiter Inostroza y no tengo nada que decir, salvo que quiero ver el mar, antes de morir.

4 de septiembre de 2018

ALCOHOLES (FRAGMENTO)


De haber sabido que el sol tenía sus variantes para entretejerse al abrigo de un sinsentido esta cruzada inmanente de existir entre basura social y tecnológica habría bastado para adaptarse al tiempo, a los rostros ácidos a la soledad creciente y compartida al sortilegio del sueño profundo en que estamos y morimos buscando el placer en el dolor y el dolor en la virtud con luminosas intenciones pero conscientes de la mentira sobreexpuesta : renunciación vocación imprecación del alcohol voluntad derramada burda iconoclastia que nos representa frente a esos cuerpos precarios y anhelantes bajo las estrellas o sobre ellas, invocando la estrepitosa voluntad del ser en rituales matutinos que no llevan a nada en caminatas perfectas por los senderos más impolutos sujetos a un lenguaje espumante repleto de lugares comunes y primorosas filosofías
En la creciente magnificencia de estar solo en un desierto mental los árboles representan quizás manadas de buenas intenciones y entre tanta disolución y desnaturalización queda un trozo de esperanza (el amor desatado, las dislocaciones temporales, la música de continentes perdidos) en luna creciente